Itaú Fundación
           

Mi Negocio

Cómo una Pyme puede vencer en beneficios a una gran empresa

3 minutos

Tiempo de lectura

4 minutos

Tiempo para pensar en cómo convertir desventajas en oportunidades

En la batalla por el talento, los pequeños negocios suelen correr en desventaja frente a otras firmas grandes, en especial a la hora de captar a trabajadores de las nuevas generaciones. Sin embargo, los expertos dicen que es posible revertir esta situación, teniendo en cuenta una serie de principios.

Las nuevas generaciones de trabajadores están haciendo su irrupción en el mundo del trabajo de una forma contundente y hasta problemática para las oficinas Recursos Humanos. Sucede que los resarcimientos económicos dejan de ser los principales motivadores a la hora de elegir dónde trabajar y entonces deben dar rienda suelta a propuestas innovadoras; por no decir, costosas. Ante esto: ¿Puede una Pyme competir con los beneficios laborales que ofrecen las grandes empresas? Para responder esta pregunta, 7x de Fundación Itaú consultó a expertos, quienes, además de contestar afirmativamente a esa pregunta, ofrecen sus ideas y propuestas para atraer el talento y mantener felices a los colaboradores.

Entender la competencia ‘Pyme vs multinacional’ es muy importante antes de querer diferenciarse de los beneficios de las grandes empresas. Miguel Cortina, co-fundador de AL Grupo Humano, por ejemplo, remarca que “hay apetencia de carrera distintas que hacen que para una persona, por estilo u otra cuestión, le encuadre más trabajar en una pyme o trabajar en una multinacional”. Por eso, aclara que la atracción del personal para ambos casos “tiene que ver con la disponibilidad” para determinado tipo de carrera y, también, para “determinados momentos de la vida”.

En la misma línea, Miguel Alfonso Terlizzi, director de la consultora HuCap, nos invita a romper con el mito que “no se puede competir con las grandes empresas”. Propone en cambio, pensar la ecuación desde la óptica del trabajador, no de la empresa: “Si una persona considera que es importante pertenecer a una marca de mucho prestigio por su dotación o facturación, es una problemática que es propia y personal a sí mismo”. En otras palabras, para aquellos que valoren una multinacional, esa inclinación nada tiene que ver con los beneficios que la Pyme pueda o no brindar.

Salvada esa cuestión, los expertos nos invitan a pensar una serie de cinco puntos sobre los que una pequeña empresa puede distinguirse -y ganarle- a una gran empresa.


Transporte

La dificultad y el caos del tránsito de Buenos Aires es un problema que los empleados viven día a día en la actualidad. La facilitación de servicios de combis, ya sea mediante co-pago o con acuerdos con empresas de transporte en diferentes puntos de la ciudad, por ejemplo, son algunas de las maneras de contribuir en la llegada a los puestos de trabajo y evitar problemas como atrasos o ausentismo. Al margen de esto, es importante considerar a los profesionales de la zona para cubrir las vacantes, ya que la cercanía será una ventaja comparativa en la ecuación de cada aspirante.


Work-Life Balance

La búsqueda de equilibrio entre la vida personal y laboral de los empleados es un punto muy importante que te ayudará no solo a mantener a tus empleados sino también a potenciarlos. Es por eso que las prácticas Work-Life Balance como la implementación del teletrabajo, licencias extendidas de paternidad o maternidad o jornadas de trabajo reducidas son acciones muy efectivas y propuestas tentadoras. Al respecto, Terlizzi recomienda ofrecer el día de cumpleaños libre, prácticas anti-stress como yoga shiatsu, tenis, fútbol o también descuentos en gimnasios y en productos propios o en productos de clientes o proveedores que son beneficios, “no pesan tanto sobre el personal, pero suman”, según Cortina.


Comida

Los almuerzos dentro del horario laboral son un costo que muchas veces salen del presupuesto posible de los empleados. La inclusión de las comidas son un buen beneficio para dar. En estos casos, el socio de AL Grupo Humano, remarca que si se ofrece un beneficio hay que proponerlo “completo y no a medias”, ya que si se da un beneficio y la gente se queja o protesta, no sirve. Es por eso que, “si pones un comedor, es conveniente ofrecer comida de calidad”, completa.



Otras ofertas

Existen otros beneficios que son más usuales a las grandes empresas pero que, dependiendo de cada pyme y su salud económica, también se pueden acceder e incorporarlas casi por igual. Entre ellas, según el director de HuCap, están el ofrecimiento de una medicina prepaga, automóvil, estacionamiento, capacitación y alimentos como frutas, entre otros.

Sea cual fuere tu política de beneficios, la clave para extenderla o continuarla debe ser siempre la misma: escuchar lo que tus propios colaboradores tengan para decirte, algo que una Pyme suele hacer mejor que una gran empresa.


¿Te gustó la nota?