Fundacion Itau
      
7x logo

Mis Ideas

20 preguntas para repensar y hacer crecer tu negocio en 2019

5 minutos

Tiempo de lectura

2 minutos

Para proyectar nuevas variables en el futuro de mi negocio

Enero suele ser un mes clave para emprendedores y dueños de pequeños negocios para salir del vértigo del ‘día a día’ y analizar la empresa. Desde el clásico balance de fin de año hasta el análisis de la competencia, presentamos 20 preguntas para detenerse a pensar en estas vacaciones.

Con excepción de las empresas que se especializan en productos de temporada, el primer mes del año suele tener menos actividad. Lejos de ser un periodo de relax y vacaciones, la recomendación de los expertos en gestión es similar: aprovechar para hacer un ‘parate’ de reflexión activa sobre el funcionamiento del negocio. Aun siendo el dueño o gerente, no es fácil tener una visión global y objetiva de la empresa, ya que las actividades cotidianas suelen apremiar. Estas preguntas guía pueden ayudar en el camino a repensar el negocio y descubrir tendencias que lo hagan crecer.

 

El balance

Comprender el estado de situación actual es el mejor punto de partida para iniciar un nuevo año. Por eso, en primer lugar, hay que preguntarse: ¿Cómo resumirías el año anterior en una sola palabra? ¿Se cumplieron los objetivos previstos? ¿Cuáles fueron las principales claves de crecimiento? ¿Qué eventos imponderables impactaron en el negocio y cómo pudieron haberse previsto o aprovechado?

Este hábito de hacer balances cobra valor si se hace todos los años, ya que permite identificar problemas recurrentes e ideas que quedan “en el tintero”. Expertos en gestión recomiendan al inicio del año realizar un análisis FODA, escribiendo cinco ideas por cada uno de los apartados: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas percibidas. Se recomienda, nuevamente, compararlos con los realizados en años anteriores.

 

Presupuestos

Las grandes empresas suelen realizar sus presupuestos anuales al inicio del cuarto trimestre del ciclo anterior. Sin embargo, al inicio de un nuevo año fiscal, éstos se analizan al comenzar a ponerse en práctica y se los compara con lo realizado un año atrás. ¿Se cumplieron los presupuestos? ¿Cuáles se ejecutaron en su totalidad, en cuáles se gastó más de lo previsto o quedó un excedente? ¿Cómo puedo optimizar mi presupuesto sin afectar mis operaciones principales? ¿Cuento con presupuesto suficiente para expandir mi negocio o invertir?  Son algunas de las preguntas para hacerse al respecto.

Los presupuestos son esenciales para profesionalizar la gestión económica y financiera de todas las empresas, incluidos los proyectos que recién se ponen en marcha o pequeños negocios con cierto recorrido. Hacia el año que comienza, se deben revisar las estimaciones proyectadas y adecuarlas, en caso de que hayan quedado desactualizadas.

 

Proyecciones

No es necesario ser economista para proyectar las principales variables económicas y del negocio. ¿Cuánto crecerá la economía? ¿Qué rangos de inflación se esperan? ¿Cuánto aumentarán mis ventas en volumen y valor? ¿Se expandirá el sector económico en el que opero? ¿Cómo evolucionará el ingreso disponible de mis consumidores? ¿Cómo fluctuará el tipo de cambio? Preguntas como éstas son clave para anclar las expectativas del negocio y darles un marco lógico a las previsiones. Al fin de cuentas, más allá de los deseos y capacidades propias de la empresa, las ventas dependen de un entorno de negocio que siempre tiene riesgos latentes.

Una herramienta gratuita y de libre de acceso para poder conocer estas variables es el llamado Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que el Banco Central realiza todos los meses en base a información que les proveen 63 consultoras y agentes financieros de Argentina y el exterior. Con estos datos, muchas Pymes suelen abastecer los llamados ‘tableros de control’, planillas de cálculo o softwares en los que se visualizan todas las métricas y estadísticas claves para el negocio. Esta herramienta permite hacer un seguimiento casi en tiempo real de la actividad comercial y predecir tendencias.

 

La competencia

Por último, es tiempo de analizar la competencia. ¿Qué nuevos lanzamientos realizaron o están por realizar mis competidores? ¿Hay nuevas empresas invirtiendo en el rubro? ¿Qué nichos del mercado no están cubiertos todavía? ¿Cómo evolucionaron los precios de mis competidores? ¿Qué campañas de marketing están realizando? ¿Qué empresas hay del sector que cerraron sus puertas o están en convocatoria de acreedores? Si bien estas preguntas deben realizarse en forma permanente, el arranque de año suele ser un buen momento para analizarlas con mayor detenimiento.

El llamado ‘benchmarking’ es un buen ejercicio para analizar a la competencia directa. Se trata de una herramienta por la cual se comparan productos, servicios o bien procesos de los diferentes competidores. En la práctica, consiste en identificar y elegir ‘comparadores’ o puntos en común entre todos los competidores y escribir sus cualidades básicas. Si bien se trata de un proceso continuo, el inicio del año puede ser un excelente momento para actualizarlo y relevar las mejores prácticas de la industria que puedan aplicarse a nuestro negocio.


¿Te gustó la nota?

Compartir

         

Notas relacionadas:

3 competencias para dar vuelo a los impulsos emprendedores

3 competencias para dar vuelo a los impulsos emprendedores

Los certámenes para desarrollar ideas de negocios son un camino cada vez más elegido para validar ideas y conocer a pares. Presentamos tres alternativas para diferentes perfiles que, más allá del premio, permiten iniciar un negocio con la compañía de expertos.

Leer más
Cómo aplicar el NetWeaving, la evolución del networking

Cómo aplicar el NetWeaving, la evolución del networking

Si aplicamos la regla de “todo vuelve”, ayudar a otros podría ser tan útil como buscar el beneficio propio en primer lugar.

Leer más