Fundacion Itau
      
7x logo

Mis Ideas

Tablero Kanban: una herramienta ágil y simple para la gestión de tus proyectos

3 minutos

Tiempo de Lectura

4 minutos

Para implementar mejoras

Diariamente, y casi sin darnos cuenta, gestionamos proyectos de todo tipo: personales, profesionales, laborales y, generalmente, es un desafío conocer el estado de una tarea o el motivo por el cual nuestras entregas se atrasan con frecuencia. Hoy te presentamos una herramienta en la cual vas a poder integrar todas tus iniciativas y saber su estado en todo momento.

Kanban es un término que surgió en Japón en los años 40, con el fin de agilizar el sistema de producción de automóviles y que, posteriormente, fue adoptado para la gestión de proyectos, especialmente de desarrollo de software. Su nombre está compuesto por dos términos “Kan” y “ban” cuya traducción es “tarjeta visual”.

 

La dinámica de trabajo consiste en tener tableros organizados en columnas y filas. Las columnas representan las fases del proyecto, las más tradicionales son:

  • “Por hacer” 
  • En Curso
  • Hecho

 

Las filas representan a los diferentes tipos de actividades del proyecto, y habitualmente son representadas como tarjetas o post-it.

 

Además de las herramientas visuales, Kanban posee 6 prácticas centrales para su correcta implementación:

 

  • Visualizar el proyecto y su progreso.
  • Eliminar los bloqueos de tareas.
  • Avance de tareas de forma continua e ininterrumpida.
  • El equipo debe tener un objetivo común y estar de acuerdo en cómo se logrará.
  • Reuniones periódicas de 5 minutos para analizar: tareas finalizadas y a realizar, bloqueos, funcionamiento de equipo, posibilidades de mejora.
  • Visión compartida del equipo y cómo debe mejorar.

 

Kanban se engloba dentro de las metodologías ágiles, y como tal permite trabajar con mayor flexibilidad y adaptabilidad a los cambios.

 

Su objetivo es que todo el equipo de trabajo pueda visualizar el estado del proyecto, verificar y planificar la asignación de tareas pendientes y los posibles retrasos que impidan que el flujo de trabajo sea continuo, logrando así mejorar la productividad y la calidad del producto final.

 

¿Cómo utilizarlo en tus proyectos?

 

Actualmente existen muchas aplicaciones para gestionar tareas y proyectos con tableros digitales Kanban; Trello es una de las más utilizadas a nivel mundial.

 

Su interfaz es tan intuitiva como visual, y su funcionamiento es muy simple: luego de crear un tablero, se definen las fases o estados para las tareas, que se visualizarán en el tablero como columnas; se ingresan las tareas que componen todo el proyecto en el estado “Por hacer”. A medida que el proyecto avanza, las tareas se pueden mover con un simple “arrastrar y soltar” a los estados siguientes, hasta que todas se encuentren finalizadas.

 

Cada tarea puede tener un detalle, una categorización, un responsable y una fecha de vencimiento. Además, permite incluir comentarios sobre las novedades en la ejecución de la tarea, así como incluir adjuntos, imágenes y check list de cumplimiento.

 

Trello permite gestionar los tableros de forma colaborativa, esto quiere decir que se puede compartir y actualizar los proyectos con el equipo de trabajo, clientes, proveedores o con quién se prefiera. Permite asignar tareas a miembros del equipo de trabajo, recibir sus comentarios, cambiar el estado de las tareas y toda esta interacción puede ser monitoreada en tiempo real, apoyada incluso por la generación de alarmas y notificaciones. Adicionalmente, se puede acceder a los tableros mediante la aplicación de escritorio, su página web y las aplicaciones mobile Android/IOS, lo que permite la actualización de los proyectos en cualquier lugar.

 

Beneficios de trabajar de forma ágil

 

Esta metodología de trabajo brinda múltiples beneficios:

 

  • Permite mejorar la integración y comunicación con los equipos de trabajo.
  • Se conoce de un vistazo el estado de las tareas del proyecto.
  • Permite el ajuste de la priorización de tareas de forma flexible.
  • Favorece el seguimiento de tareas o procesos que demandan más tiempo del esperado para poder tomar acciones de forma rápida.
  • Se implementa de forma muy simple en cualquier tipo de proyecto.
  • No sólo se trabaja con un sistema de gestión, sino con un proceso de mejora continua de nuestros proyectos.

 

Kanban no requiere esfuerzo de adaptación y tiene como primer principio “empezar con lo que ya estás haciendo”; por lo que, al finalizar esta nota vas a poder a comenzar a gestionar cualquier proyecto de manera ágil. Elegí tu proyecto, diseñá el Tablero Kanban y aprovechá sus ventajas.

 

Participá del próximo Webinar (23/6): “Metodologías ágiles”. Más información e inscripción haciendo clic aquí.


¿Te gustó la nota?

Compartir

         

Notas relacionadas:

Design Thinking en tu negocio es posible

Design Thinking en tu negocio es posible

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” decía Albert Einstein hace más de 70 años; sin embargo, muchas veces nos encontramos aplicando procedimientos estructurados de diseño basados únicamente en nuestra experiencia. Design Thinking busca cambiar la forma de crear productos, servicios o soluciones de forma innovadora y centrada en la experiencia y las necesidades del usuario.

Leer más
Scrum: 3 preguntas claves para entender la metodología ágil e innovar

Scrum: 3 preguntas claves para entender la metodología ágil e innovar

Planificar, gestionar, delegar, chequear y motivar son conceptos que se incorporan a una metodología que se expandió más allá del mundo del software. Por qué es fundamental para desarrollar productos o mejorar tu servicio. Tres puntos claves para entenderla y sacar su máximo provecho.

Leer más